Jueves, 1 de febrero de 2018

Alarma por la posible instalación de una incineradora de residuos cerca de Getafe

Corría el mes de noviembre de 2016, cuando el PSOE de Pinto daba la voz de alarma ante la posible instalación de una incineradora de residuos situada en el actual vertedero que recibe la basura de más de 2 millones de habitantes que forman la Mancomunidad del Sur. Una construcción que se contempla en el ‘Documento preliminar para la definición de la estrategia de gestión  sostenible de los residuos (2017–2024)’ que está elaborando la Comunidad de Madrid. Y ello porque el proyecto da prioridad a suelos degradados o contaminados en los que existen o han existido instalaciones para el tratamiento de residuos. Una situación que coloca a Pinto con el 99% de posibilidades -como denunciaban los socialistas- de ser el enclave escogido. 

Este tipo de instalaciones tienen una serie de ventajas, como son la reducción considerable de los residuos (cerca de un 95%), la innecesaria existencia de vertederos o la posibilidad de medir y cuantificar el tipo de residuo que se desecha. Pero también tiene una serie de inconvenientes que para los socialistas pesan mucho más para no colocar esta instalación en la localidad. 

Por ejemplo, desde Greenpeace señalan que “las incineradoras generan enormes cantidades de escorias y cenizas volantes (al menos el 22,5% en peso de los residuos quemados)”, lo que supone un gran impacto medioambiental en la zona  donde se instala, tanto a nivel atmosférico como en lo que concierne a los suelos. En este punto, Ecologistas en Acción aboga por política encaminadas a reducir, reutilizar y reciclar para ahorrar dinero y combatir las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático a través de la conservación de las materias primas, el ahorro de energía, la eficiencia en el uso de los recursos y la reducción del consumo de combustibles fósiles.

Y es que la instalación de una planta de estas características conlleva un importante desembolso de dinero en cuanto a la preparación del proyecto y a su posterior construcción, aunque obviamente esto pueda llegar a generar puestos de trabajo.

S.O.S

Por eso Pinto cuenta ya con una Plataforma en contra de esta instalación y lleva meses pidiendo a los municipios vecinos unirse a la causa. El propio grupo de Ecologistas en Acción en Pinto, junto a partidos políticos pinteños, lleva realizando charlas para denunciar este hecho desde hace varios meses. Conferencias a las que han acudido vecinos de Fuenlabrada, Valdemoro, Parla y Getafe.

Esta última, Getafe, ha sido la primera en responder a la llamada de auxilio de Pinto. La pasada semana la alcaldesa, Sara Hernández, en una reunión mantenida con vecinos de Perales del Río, mostró su “absoluto rechazo’ a este tipo de infraestructuras y anunció su colaboración en cuantas acciones sean necesarias para evitar esta instalación en Pinto o en el término municipal de Getafe. 

Ahora Getafe llevará al próximo Pleno una moción en contra de esta construcción y además instará al Ayuntamiento a adherirse a la Plataforma creada en Pinto. También el PP de Getafe se posicione en contra de la instalación de una incineradora “ni en suelo municipal ni en los alrededores”. Los populares, además, apuestan por otros sistemas de tratamiento de residuos menos contaminantes.

Apoyos que van in crescendo a la espera de que se confirme si, finalmente, esta instalación será una realidad.