Lunes, 5 de febrero de 2018

Dos zorras en el mismo monte

El pequeño Napoleón local ha fijado sitio, fecha y hora para cobrarse una pieza en Getafe. A Carlos Delgado se le ha quedado muy pequeño su trono opositor en Leganés y ahora se embarca en una operación curiosamente extraña que no va a dejar indiferente a nadie en la vecina localidad. Sin embargo, debe de saber que tras invadir Europa, Napoleón fue recluido en la isla de Elba.

Delgado se va a convertir ni más ni menos que en el padrino político de José Luis Morato, cabeza de lista de UPyD en Getafe en las últimas elecciones, y que posteriormente fue expulsado y defenestrado de este grupo político alegándose que no había pagado religiosamente sus cuotas de militante en el partido magenta de Rosa Díez. Ahora, José Luis Morato pulula por el Ayuntamiento de Getafe con la pomposa denominación de concejal ‘no adscrito’.

Para asegurarse su futuro político ha ideado crear un partido independiente para salir a competir en las próximas elecciones municipales (2015). Y en ese camino aparece Delgado para acudir con toda su embarcación en apoyo de José Luis Morato. Es como si el portavoz de ULEG hubiera decidido vender la franquicia de su proyecto político y en Getafe hubiera conseguido su primer gran aliado.

Pero en este pacto de curiosos representantes políticos poco interesa la ideología y sí mucho el seguir figurando y manteniendo el cargo. Mientras que uno nace de los senos del PP, el otro surgió del movimiento vecinal y no hace ascos a negociar a un lado y otro para posteriormente despellejar y llevar a cabo la más cruel oposición.

Delgado ha llegado hasta tal punto en toda esta historia que el nuevo partido de José Luis Morato, el proscrito de UPyD, llevará el nombre de ‘Unión por Getafe- Plataforma de Ciudadanos de Getafe’, dos nombres para decidir cuál de ellos cuaja ya que sus siglas podrían sonar a sindicato socialista, Uget, o a partido comunista, PCG.

Un pacto por interés

Aunque ya se había intuido que en Getafe Morato había iniciado sus movimientos para mantener su acta, toda la operación política se había llevado en el más absoluto secreto hasta que se aprovechó la celebración de un pleno en el Ayuntamiento de Getafe para que las redes sociales comenzaran a dar forma al parto anti natura José Luis Morato-Carlos Delgado, dos políticos que comenzaron la legislatura queriendo ser las bisagras del poder y que después de hacer chirriar las puertas se han convertido en auténticos juguetes rotos.

A ambos les une su afán de protagonismo. Uno de ellos ‘tuitea’ hasta cuando se está tomando un café con porras en la calle principal de su pueblo, ataviado en su perfil con la camiseta de la Real Sociedad de San Sebastián, mientras el otro mantiene informados a sus seguidores de todo tipo de presuntas tropelías y contubernios sin ningún tipo de pruebas y yéndose por las ramas.

Mientras uno es adicto a las tortillas de patatas de cierto bar muy conocido en la vecina localidad, el otro se vanagloria de tener la mejor panceta de las fiestas de su pueblo y tener el local a tope con mayoría absoluta. Lo que está muy claro es que ninguno de los dos deja indiferente a nadie en la política local. 


Vídeos de YouTube relacionados

Loading...
Loading...