Viernes,13 de julio de 2018

Estudiantes y Sant Adriá suben a LF-1 tras una fase final muy cruel con el Ynsadiet Leganés

Imagen: CB Aros/FEB

A la tercera tampoco fue la vencida en León y el Ynsadiet Leganés tendrá que volver a seguir intentándolo si quiere acceder a la máxima categoría del baloncesto femenino español.

En esta ocasión el conjunto leganense se quedó fuera de las semifinales de la manera más traumática imaginable. Tras completar un magnífico arranque de fase ganando con claridad al Ciudad de los Adelantados (63-51), las de Nacho García cayeron en la segunda jornada ante Kemegal Cortegada (59-62) tras dilapidar nada menos que 16 puntos de ventaja.

Todavía con opciones, el Ynsadiet Leganés se medía en la tercera y última jornada de la primera fase al Femení Sant Adriá y tuvo el partido en su mano, ya que en los últimos segundos -y con empate a 55 en el marcador- dispuso de hasta tres opciones para sentenciar a su favor, pero no acertó y las catalanas anotaron la canasta del triunfo en el último segundo. Difícil, pues, encontrar un desenlace más traumático para conjunto leganense en este tercer asalto a la Liga Femenina 1.

Así las cosas, el propio Femení Sant Adriá fue uno de los dos equipos que certificaron el ascenso tras imponerse en semifinales a Pacisa Alcobendas (53-62). El otro fue el Movistar Estudiantes, que completó una gran remontada en los minutos finales de su duelo ante Kemegal Cortegada y acabó ganando por 60-57.