Sábado,14 de julio de 2018

La Policía Nacional desmantela en Fuenlabrada una plantación de marihuana e incauta armas simuladas

La Policía Nacional ha desmantelado en Fuenlabrada una plantación de marihuana que se encontraba en un domicilio de la calle la Noria. Durante el registro de la vivienda, los agentes se encontraron 145 plantas en estado avanzado de crecimiento en un cabina hidropónica, más otras ya secadas de anteriores plantaciones. También han incautado balanzas de precisión, útiles para envasado y dos armas de fuego simuladas, fusil de asalto AK 104 y pistola FSG, replicas de las reales.

La investigación se inició a raíz de denuncias vecinales que alertaron de "un fuerte olor a marihuana" en el edificio. Fuentes policiales aseguran que era tan intenso, hasta el punto de que diversos vecinos sufrían patologías de vómitos y dolores de cabeza.

Comprobado tal extremo, la Policía Nacional estableció el correspondiente dispositivo policial, realizando las comprobaciones oportunas, tanto sobre el cultivo como de las patologías que afectaban a los vecinos de la finca y otras limítrofes, así como la identificación de los inquilinos de la vivienda.

De esta manera concluyeron que esos síntomas estaban bien fundados y que en ese lugar se podía estar cultivando ilegalmente marihuana. Fruto de la labor policial se procedió a la identificación y detención de los responsables quienes fueron puestos a disposición judicial tras el registro del domicilio.

INCAUTADA DROGA EN UN AVISO DE SUICIDIO

Por otro lado, la Policía Nacional también ha incautado en un domicilio de Loranca 4,5 kilogramos de marihuana desecada, 1,6 kilogramos de cocaína, 900 gramos de heroína, 0,36 gramos de hachís, hongos alucinógenos, 166 cartuchos de diferentes calibres de armas cortas, 4.960 euros en efectivo, varias balanzas de precisión entre otros útiles y efectos relacionados con el tráfico y consumo de drogas.

Todo a raíz de un aviso de suicidio en dicha vivienda. Sin embargo los agentes no encontraron a nadie en la vivienda una vez que entraron con ayuda de los Bomberos. Lo que sí descubrieron fue el alijo de drogas que inició la investigación para localizar a la mujer que pretendía suicidarse, que se encontraba en el Ambulatorio de Loranca.

Una vez localizada y practicado el registro, los agentes procedieron a su detención y a la de su novio, acusados de un delito contra la salud pública. Ambos, de 28 y 30 años respectivamente, son de origen español y no tienen antecedentes.