Lunes,23 de julio de 2018

Padres de los niños del autobús accidentado en Fuenlabrada denunciarán a la empresa y a la Comunidad

Cerca de 25 padres y madres de los alumnos del instituto fuenlabreño Jimena Menéndez Pidal, cuyos hijos viajaban en el autobús escolar accidentado en la M-506 el 25 de enero y donde dio positivo por cocaína el conductor, estudian denunciar a la empresa Flocarbus SL por no velar por los controles a su trabajador y extender la reclamación a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

En la denuncia las familias pedirán que se aclaren otros aspectos, como si los niños deben llevar durante la ruta un monitor que les vigile y que les obligue, por ejemplo, a ponerse el cinturón de seguridad. Tras el siniestro se supo que el autobús contaban con estos cinturones, pero que prácticamente ningún alumno lo llevaba puesto en el momento del accidente.

El accidente se produjo en el kilómetro 10 de la M-506, cuando el autobús volcó en una rotonda del Parque Miraflores por causas que aún se investigan. Una veintena de alumnos resultaron heridos leves y hasta 17 requirieron ser trasladados a centros hospitalarios de la región.

A la espera de que llegue del laboratorio el contranálisis del análisis de sangre efectuado al conductor, para ver si confirman el positivo en cocaína, la Guardia Civil de Tráfico continúa investigando las posibles causas del accidente. Entre esas pesquisas se encuentra el estado del amortiguador que estaba roto en el momento del accidente.