Martes,30 de enero de 2018

Promoción interna “a dedo” en el Ayuntamiento de Fuenlabrada, según CSIF

Nueva ‘batalla’ sindical en el Ayuntamiento de Fuenlabrada. A principios de año, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Fuenlabrada alertaba de un “presunto pucherazo” en la bolsa de empleo de auxiliares administrativos. Concretamente en lo referente a la candidata Alicia Sánchez Carneros, familiar de un representante de Comisiones Obreras. CSIF acusaba directamente al alcalde, Manuel Robles, de beneficiar a la susodicha y, claro está el regidor no se quedó callado y arremetió contra el sindicato en un Pleno municipal.

Tras este rifirrafe, al que se sumó también Ciudadanos asegurando tener constancia de la denuncia presentada por CSIF, la sección sindical presentó un recurso ante la decisión de Alcaldía en este asunto. Procedimiento que continúa abierto hasta la fecha.

Esta calma tensa que existía en el Consistorio ha vuelto a saltar por los aires y de nuevo por una denuncia de CSIF. En este caso, el sindicato otra vez ha interpuesto una nueva reclamación previa a la vía judicial contra la provisión de puestos de trabajo del Ayuntamiento y en el Instituto Municipal de Limpieza.

Concretamente, se trata de cinco plazas de jefe de unidad de gestión, donde se puntúa el haber estado realizando funciones de un puesto designado por “adjudicación directa”, como pedía UGT, que añadía la necesidad de realizar un examen sobre las tareas que los ocupantes del puesto están haciendo habitualmente y para las que, según CSIF, han sido formados después de acceder al mismo. “Algo a lo que ningún empleado del Ayuntamiento ha tenido acceso, solo las personas elegidas por “designación divina”, apuntan desde CSIF.

Desde la central sindical independiente insisten en que “no se cumplen los requisitos de mérito y capacidad” y que el único requisito es “ser elegido por el dedo divino para ocupar una plaza determinada”. Finalmente, añaden que las bases de promoción, con un plus de 300 euros,“se hacen a la carta”.

RESPUESTA

Ante este nuevo frente abierto por CSIF, desde el Ayuntamiento de Fuenlabrada explican que “se trata de un procedimiento de promoción interna que ha sido consensuado con el 88% de la representación social de los sindicatos”. 

En este sentido, fuentes municipales aclaran que se establece que, “además de la antigüedad y de la formación, es necesario tener en cuenta un requisito de conocimiento de las competencias y materias del puesto. Eso se hace, no solo en base a experiencia concreta, sino a través de una prueba de conocimientos generales de la materia”. Así, tal y como apuntan las mismas fuentes, “se trata de dilucidar, a fin de cuentas, quién es la persona mejor preparada para el puesto”.

Por otro lado, desde el Consistorio señala que “en cuanto a la posibilidad de que pudieran concurrir a estos puestos aquel personal con condición de interino, baste decir que, aunque legalmente está previsto en el Estatuto Básico del Empleado Público y ha sido ratificado por el Tribunal de Justicia de la UE, no hay ni un solo aspirante de los admitidos en el procedimiento que tenga condición de interino.

Y finalmente, en su respuesta a CSIF, desde el Ayuntamiento insisten en que “se trata, en todo caso, de procedimientos abiertos para cualquier trabajador que reúna los requisitos para los diferentes puestos”.

Sea como fuere, se avecina un nuevo enfrentamiento sindical en Fuenlabrada.

 

ENCUESTA FUENLABRADA - ¿Cree que el Ayuntamiento de Fuenlabrada es poco transparente? VOTE AQUÍ