Jueves, 8 de febrero de 2018

Una persecución en Pinto acaba con un policía herido y un conductor que da positivo en cocaína

Un agente de la Policía Local de Pinto resultó herido tras una persecución en la que el conductor del vehículo perseguido dio positivo por cocaína.

El hombre se personó voluntariamente en dependencias policiales tras protagonizar una persecución en coche en la que resultó herido leve un agente y allí fue sometido a un test de cocaína que dio positivo.

Los hechos se produjeron  cuando una patrulla detectó "la conducción errática de un vehículo por las calles de Pinto", por lo que los agentes decidieron seguirle. Según el atestado policial, cuando el individuo se percató, detuvo el vehículo y se bajó de él. El conductor se encontraba "algo alterado", por lo que los agentes intentaron calmarle. No obstante, el hombre subió al vehículo e inició "la marcha a gran velocidad, derrapando con su vehículo, y dando bandazos sin poder mantener la trayectoria recta del mismo", según el parte.

Los agentes le dieron el 'alto', y comenzó una persecución a "gran velocidad" en la que el vehículo realizó "todo tipo de maniobras antirreglamentarias, poniendo en peligro al resto de usuarios de la vía, y realizando frenadas bruscas, con el fin de hacer perder el control a los vehículos patrullas que le seguían", según el parte policial.

En una de esas frenadas, un agente participante en la persecución sufrió una "lesión de carácter leve" como consecuencia de un golpe al realizar "una maniobra agresiva para esquivar al vehículo perseguido". Finalmente, la Policía perdió de vista al vehículo, aunque, con posterioridad, el conductor se personó en las dependencias por su propio pie. Los agentes iniciaron entonces las diligencias oportunas, con el fin de poner en conocimiento de la autoridad judicial estos hechos, e imputándole un delito contra la seguridad vial. "Debido a su estado, se le practica un control que determina el consumo de cocaína", según fuentes de la investigación.